La oxitocina, la hormona del amor, une a perros y personas

La oxitocina, la hormona del amor, une a perros y personas

Si hemos tenido o no perros o gatos, el simple hecho de haber estado cerca de ellos en algún momento de nuestra vida, nos habrá infundido una sensación gratificante y de buen estado de ánimo. No es algo casual, ya que tiene una explicación científica.

Fue el biólogo americano, Edward O. Wilson, quien demostró el fuerte vínculo del ser humano y los animales con su teoría de la biofília, con la que apuntó que los humanos tienen una afinidad innata por todos los seres vivos y lo natural.

Y es que miles de años viviendo en compañía de perros y gatos han hecho que los consideremos parte de nuestras familias. Lo más divertido es descubrir los beneficios de nuestra relación con ellos: las personas nos reímos más en compañía de un perro o un gato, somos más extrovertidas y tenemos menos riesgo de padecer enfermedades del corazón. Además, cuando estamos juntos con nuestros perros y gatos segregamos oxitocina, la conocida como "hormona del amor".

Antoni Bulbena catedrático de psiquiatría en la UAB y uno de los profesores del postgrado en Antrozoología, afirma que esta hormona ayuda a que perros y personas estrechen vínculos.

Te puede interesar

¿Por qué los animales nos aportan bienestar, felicidad y salud?

Puro Amor

Buddies, el valor del vínculo entre perros y menores tutelados

Vídeo: Mi amigo fiel en el Escarabajo Verde en La 2

Folleto: ¿Tienes tiempo para descubrir cosas nuevas?

Quiero saber de: 

Añadir nuevo comentario