Los perros invisibles

Chacho, tras seis años en una protectora, era el can más viejo que esperaba dueño en Madrid. Cruce de pastor alemán y mastín, este can de ocho años no es un perro de raza. Su gran tamaño —unos 30 kilos— y su edad le convierten en un animal de marca blanca.

Os dejamos el enlace a la noticia completa publicada en "EL PAÍS": Los perros invisibles.

Te puede interesar:

Añadir nuevo comentario