Juguetes para juegos solitarios

Juguetes para juegos solitarios

Para estimular al gato a distraerse sólo hay que elegir los juguetes adecuados. Los ideales son del tamaño de un ratón, están cubiertos de pelo sintético y/o tienen plumas, hacen ruidos cuando el gato los manipula, son muy ligeros, y se mueven rápidamente o de forma repentina e imprevisible cuando el gato los toca (Hall y Bradshaw, 1998).

Además, entre los juguetes los que tienen una "cola" parecen despertar especialmente el interés de los gatos y no importa que se parezcan a una presa de verdad. Incluso cuando tienen un aspecto artificial, si poseen las características adecuadas serán juguetes ideales para tu gato.

Algunos ejemplos de juguetes para gatos son las pelotas de plástico con o sin cascabel, pelotas de ping pong, pelotas colocadas en una caja o en la bañera, juguetes recubiertos de cuerda, ratones, peluches, entre otros muchos. Estos últimos pueden incluso ser del tamaño del gato, si al este le gusta jugar a la lucha con él. Si el gato es sensible al catnip vale la pena disponer también de algún juguete impregnado con este aroma.

Para ser efectivos los juguetes no tienen que ser ni muy caros ni disponer de la última tecnología. Esto es así porque incluso los juguetes caseros o hechos con materiales reciclados que tenemos en casa pueden protagonizar algunos de los momentos de máxima diversión para tu gato como es el caso de las pelotas de papel, las gomas y las cintas para el pelo, las bolsas de papel (después de recortar las asas), las cajas de cartón de diferentes tamaños, los tubos de cartón del papel higiénico, los tapones de plástico de las botellas de agua, y otros muchos.

Tips #1. Los juguetes compuestos por una pelota que se mueve en un circuito cerrado no suelen estimular mucho el interés de los gatos posiblemente debido al hecho de que el gato no puede atrapar nunca la pelota (Denenberg, 2003). En cambio, colocar en el circuito unos granos de pienso que el gato pueda sacar con las patas le permite atrapar su presa y puede volver a despertar su interés.

Para que el gato mantenga siempre una gran curiosidad hacia los juguetes utilizados para jugar solo se han de cumplir una serie de características:

  • Los juguetes no deberían estar siempre a disposición del gato o acabará ignorándolos.
  • Es conveniente realizar una rotación de los juguetes utilizados de manera que el gato reciba 3 juguetes diferentes cada día (Radosta, 2014). Los felinos pueden perder el interés en un juguete después de tan solo 3 sesiones de juego, así que introducir cambios en ellos, incluso cuando solo se cambia un juguete por otro que tenga un color diferente, ayudará a mantener el interés en el juego (Hall et al., 2001).
  • También se aconseja colocar los juguetes en diferentes partes de la casa para que el gato se los encuentre, como hace con las presas de verdad, en lugar que recibirlos directamente del propietario.
  • Y, por último, habría que dejarle a disposición juguetes que pueda utilizar de manera diferente, por ejemplo, algunos para perseguir (como una pelota de ping pong), otros para llevar en la boca (como un ratón de peluche) o para jugar a la lucha (como un muñeco de peluche de su mismo tamaño).

Tips #2. Los gatos son cazadores oportunistas, es decir, cazan las presas que encuentran en su camino. Pero no es lo mismo cazar un ratón que un pájaro, un lagarto, una serpiente o un insecto. Con cada presa el gato tendrá que afinar sus estrategias de caza. A la hora de escoger los juguetes para tu felino puedes probar "presas" diferentes. Esto evitará que el gato se aburra y te ayudará a descubrir sus preferencias.

Sin embargo, el hecho de dejar simplemente pelotas y ratones en el suelo no suele ser la mejor manera para incitar a tu gato a jugar. Para que estas "presas" se muevan y pueda atraparlas, el gato primero tiene que “darles vida” golpeándolas con una pata, razón por la cual es fácil que pierda rápidamente el interés en este tipo de juguete.

Así que entre los juguetes que pueden estimular muy eficazmente el juego solitario del gato, además de las pelotas y ratones, son los llamados juguetes interactivos o de inteligencia. Se trata de juguetes que dispensan comida u otros entretenimientos y que suponen un reto para el gato que tiene que desarrollar ciertas habilidades para sacar su premio del juguete, por ejemplo, manipular una pelota, abrir un cajón, desplazar una pieza, explorar con las patas, etc. Son juguetes que ofrecen estimulación física y mental y que resultan especialmente entretenidos para los gatos, aunque es importante proponerle retos que pueda alcanzar y conseguir así que se divierta en lugar que se frustre.