¿Cómo involucrar a los niños en las tareas de cuidado de un perro?

Las mascotas, de por sí, no hacen a los niños más responsables. En cambio, repartir las tareas relacionadas con los cuidados del animal de compañía es una importante herramienta educativa que puede favorecer el desarrollo del sentido de responsabilidad del niño, puede potenciar su paciencia y autoestima y puede ayudarle a entender y respetar el hecho de que otros individuos tienen necesidades de alimentación, cuidados y cariño.

En el reparto de las tareas, el primer paso consiste en confeccionar una lista de todas las tareas que hay que cubrir y en qué momento. En la tabla "Tareas en familia para cuidar a tu perro" te ayudará a preparar este listado.

Luego hay que establecer entre todos quién se encarga de cada una de ellas, teniendo en cuenta que las tareas tienen que ser alcanzables para el niño para que le puedan ayudar a sentirse orgulloso de sus logros. Una vez establecidas las tareas, es importante mostrar al niño la manera adecuada de realizar cada tarea, incluso dividiéndola en partes pequeñas. Luego hay que dejar que el niño la repita y que tenga tiempo suficiente para equivocarse y aprender. También hay que definir desde el principio lo que ocurre cuando el niño realiza correctamente las tareas que le han asignado.

Descarga: ¿Cómo involucrar a los niños en las tareas de cuidado de un perro?