¿Es un buen momento para adoptar?

Siempre has querido una mascota, ya eres suficientemente responsable, tienes solvencia económica y amas con locura a esos peludos. Seguramente llevarás tiempo vicheando las páginas de internet de los refugios y andas buscando a un animal que sea perfecto para ti.

Cuando vas al súper y ves la sección de animales te pones a ronronear además, con la llegada del verano y con ese buen rollo que caracteriza esta estación pensamos que es el momento perfecto para que decidas tener un compañero fiel.

¡SÍ!

Seguramente el verano es una fecha idónea para comenzar con esta aventura, sobre todo porque tendrás tiempo. Tiempo para dedicar a su socialización y adaptación y para crear las bases de una buena educación. La verdad es que el hecho de que tengas tiempo es una ventaja adherida a todas las que conllevan adoptar a un animal. Así que: no lo dudes.

Haz una visita a tu refugio más cercano y si te decides por un adulto hazlo por uno que tenga un comportamiento perfecto para ti, sin embargo, si decides adoptar un cachorro tendrás un montón de trabajo por delante.

Seguramente tendrías que plantearte cuál es la mejor opción para ti. No dudes en preguntar a los cuidadores y contarles tu ritmo de vida. Sin duda ellos sabrán asesorarte y aconsejarte sobre qué tipo de animal es el perfecto para ti.

Así que si te arrancas y adoptas en esta época del año sabrás que tu amor de verano ha comenzado, y que durará muchos años. Disfruta tanto como puedas.

Sin embargo, deberías tener algo en cuenta. Somos muy conscientes de que tener tiempo es un factor importantísimo pero ¿qué ocurre cuando llega el otoño y comenzamos de nuevo esas jornadas interminables de trabajo y nuestro pequeño se queda solo en casa?.

Debes saber que, por ejemplo, los perros son animales de manada y esto les confiere una unión tremenda contigo. Al marchar y al estar tan acostumbrado a tus arrumacos diarios será muy posible que experimente la llamada "ansiedad por separación", y el perro en este caso comenzará a ladrar excesivamente, aullar, hacer sus necesidades en el suelo, e incluso a producir algún que otro destrozo.

La ansiedad por separación es motivo de abandono por parte de algunos dueños. Así que toma precauciones y entre una sesión de mimos y una de juegos, acostumbra progresivamente tu pequeño amigo a quedarse solo en casa, cuando todavía tienes tiempo a disposición.

Esto le ayudará a quedarse más tranquilo cuando más adelante tendrá que estar solo varias horas al día. Por otro lado, los gatos son distintos y no sufren a menudo de este tipo de problema.

Todavía no lo sé

Existe otra opción para aquellos que no se terminan de decidir y que quieren aprovechar del tiempo libre del verano para estar cerca de los animales que aman y es la de ser casa de acogida.

Nos encanta esta opción a pesar de que las protectoras prefieren casas constantes antes que cantidad pero ser una casa de acogida es una decisión increíblemente satisfactoria y sobre todo desempeñarás una labor necesaria e importantísima.

Muchos de los refugios están saturados y tu casa puede ser el lugar perfecto para que un animal se recupere mientras encuentra a alguien que lo adopte. Lo que ocurre es que seguramente te terminarás enamorando de algún peludo y te verás adoptando antes de lo que tú mismo piensas.

Así que arráncate, visita el refugio que tengas más cerca de casa y entérate de cuales son las condiciones que tienen para las casas de acogida ya que cada refugio tiene su sistema.

Existen refugios que incluso impartirán cursos a las futuras casas de acogida y te enseñarán todo lo que necesitas saber para que tu hogar sea el lugar perfecto mientras encuentran una familia.

Como ves, el verano además de ser una buena estación del año es un momento genial para adoptar un perro o un gato. No lo pienses más y ¡decídete!