La adopción, una nueva oportunidad para las mascotas abandonadas

La esterilización, para evitar camadas indeseadas; la identificación, que permite localizar al dueño del animal en caso de pérdidas; y la adopción, que le da una nueva oportunidad de vida a las mascotas abandonadas, son las iniciativas mejores valoradas por el Estudio de la Fundación Affinity -elaborado con datos obtenidos durante 2014- para comenzar a paliar el mayor problema que sufren los perros y gatos de nuestro país: el abandono y las pérdidas.

Cifras de abandono y adopción

El abandono y las pérdidas de perros y gatos constituyen el principal obstáculo de bienestar de los animales de compañía en nuestro país. En 2014 fueron recogidos más de 140.000 (106.781 perros y 33.410 gatos), es decir que cada cinco minutos un perro o un gato era recogido por una entidad en España.

A pesar de las campañas de concienciación, la cifra se mantiene estable y es muy elevada. Estos datos son un síntoma más de que estamos ante un problema de índole estructural y que reclama una mayor intervención y cooperación de todos los agentes, públicos y privados, implicados en su prevención: protectoras de animales, veterinarios y administración, ya que es necesaria una mayor labor pedagógica en relación a los beneficios de la adopción.

Mientras los abandonos no disminuyen, la preocupación es mayor porque, además, la adopción no aumenta. Solo el 13% de los perros y el 10% de los gatos de los hogares españoles proviene de una adopción, ya sea a través de particulares o protectoras.

Causas de abandono

Las 5 principales razones que se alegan para abandonar a un animal de compañía son los problemas económicos (16%), las camadas inesperadas (13%), el comportamiento del animal (12%), la pérdida de interés por el animal (9%) y el fin de la temporada de caza (9%).

Los factores económicos (16%) y las camadas no deseadas (13%) aparecen en este estudio, como en el del año anterior, entre los motivos de abandono más mencionados.

Si bien esta información puede resultar escasa porque la única fuente son los propios propietarios de los animales que son dejados por ellos en los refugios y que solo representan el 9% de las mascotas abandonadas, ya que la gran mayoría son rescatadas en la calle o llegan a través de personas que no son sus dueños.

Adopta: ganamos todos

La adopción es una alternativa que a la hora de adquirir un animal de compañía beneficia a todos: a la familia, a las entidades de protección animal y, por supuesto, al propio perro o gato. Los adoptantes han manifestado que su motivo principal para hacerlo fue su sensibilización con el problema (38%) y para colaborar con la protectora (23%). También se han decidido a adoptar por recomendaciones, porque es una vía más económica y porque los animales están en mejores condiciones (12% para cada una de estas razones)

Pero la adopción en España no es una opción mayoritaria a la hora de adquirir una mascota, por lo que su promoción es una estrategia fundamental para reducir la población de animales abandonados. Solo el 44% de los animales recogidos son adoptados, y una parte de ellos son adoptados por familias de otros países, lo que indica que España es deficitaria en cuanto a la adopción de animales de compañía, porque no compensa el número de abandonos y porque parte de estas adopciones son gestionadas fuera de nuestro país.

Al no ser adoptado el perro o gato está condenado a pasar el resto de sus días en un refugio (16%) o en muchos casos a ser sacrificado (12%).

No te pierdas nuestro artículo: ¿Qué puedes hacer contra el abandono de perros y gatos?