7 Consejos básicos que no puedes olvidar antes de viajar con tu mascota

En nuestro artículo ¿Cómo viajar con una mascota en avión, barco o tren? hablamos sobre como valorar las diferencias entre estos medios de transporte para que tomes la decisión más acercatada. Sin embargo, sea cual sea el medio de transporte elegido no olvides de:
  1. Comprobar que el lugar de alojamiento permita el acceso de animales.
  2. Si el viaje es al extranjero, consultar el Consulado o la Embajada para conocer los requisitos necesarios para acceder al país con un animal.
  3. Escoger un modelo de transportín ligero y que garantice suficiente ventilación y acostumbrar el gato o el perro pequeño a estar en su interior. Si el animal tiene que viajar en la bodega de un avión, el transportín tiene que se homologado y cumplir con los requisitos IATA.
  4. Acostumbrar los perros de tamaño mediano y grande y los que pertenecen a razas consideradas potencialmente peligrosas a llevar el bozal.
  5. El día del viaje, rociar el transportín con feromonas de familiarización para gatos o de apaciguamiento para perros y colocar en su interior algún objeto familiar para el animal, como un juguete o su manta favorita.
  6. El día del viaje, hay que evitar dar de comer al animal las 2‐3 horas antes del viaje pero dependiendo de la edad del animal, de sus necesidades nutricionales o de la duración del viaje puede ser necesario programar alguna toma de alimento según las indicaciones del veterinario
  7. Para los perros es aconsejable que el animal haga un buen paseo antes de embarcar.

Llevarse el perro o el gato de viaje no siempre es la mejor opción. Si el animal no goza de buena salud, no se adapta bien a los cambios o el destino del viaje no es lo ideal para él, mejor valorar otras alternativas.