¿Por qué los perros hacen lo que hacen?

Nuestro equipo de etólogos ha preparado una serie de píldoras especializadas en comportamiento canino. Los perros, a pesar de ser nuestros amigos desde hace siglos, siguen manteniendo muchas costumbres instintivas que incluso a los propietarios más veteranos no dejan de sorprenderles. Así que si estás pensando en adoptar o eres novato en la materia, te invitamos a que leas este artículo. Verás que aprenderás cosas increíbles.

Veo veo, ¿Cómo ven?

Los perros ven los colores como los daltónicos, por lo tanto, no distinguen bien algún que otro color. Eso significa que no diferencian el verde y el rojo sin embargo, si que lo hacen con el amarillo y el azul-violeta. Así que si le compras una pelota roja, ¡ten cuidado!, quizás en el césped no sea capaz de encontrarla y para ello, se valdrá mejor del sentido del olfato.

Su olfato

Hay perros que tienen el olfato más desarrollado que otros. Por ejemplo, los perros de mayor tamaño y los seleccionados para caza tienen un olfato más agudo, mientras que aquellos con el morro más achatado o de menor estatura suelen estar menos dotados.

¿Te entienden?

Solemos pensar que entienden todo lo que les decimos, ya sea castellano, inglés o chino. Lo cierto, es que captan solo algunas palabras que gracias a la experiencia han adquirido un sentido especial para ellos. Por lo demás para entenderte se basan en tu tono de voz y en tu lenguaje corporal.

Olores que les gustan y que no comprendes

Muchos propietarios se han llevado las manos a la cabeza alguna vez, cuando observan a su perro revolcándose encima de restos de un animal muerto, heces de un animal salvaje o cualquier otro olor intenso y desagradable. Ni siquiera los etólogos han logrado explicar el porqué de este comportamiento, pero ellos parecen disfrutar de lo lindo.

Siempre tras algo

No eres el único propietario que tiene un peludo con la irresistible tentación de correr tras bicis, coches o niños en monopatín. Puede tratarse de una tendencia predatoria, también puede tener componentes de excitación o ser parte de un juego, e incluso puede ser que quiera proteger su territorio. Al ser un comportamiento que puede crear problemas, es mejor que andes con cuidado y busques ayuda profesional.

Mas que hablar, aullar

Muchos perros nunca lo hacen, otros lo hacen y mucho. Parecen verdaderos lobos cuando aúllan. Lo pueden hacer para llamar tu atención, para anunciar su presencia o en respuesta a algún sonido agudo como sirenas o esa armónica que acabas de comprarte.

La cola también habla

La cola de un perro suele moverse cuando el animal está excitado. Cuando tiene una actitud amistosa o juguetona mueve la cola de manera amplia y relajada pero si observas un movimiento corto, tenso y rápido en una cola levantada, el perro podría estar a punto de atacar. Tampoco es lo mismo si el movimiento es orientado más hacia la derecha o más hacia la izquierda. El primer movimiento suele ser una señal positiva mientras que el segundo puede darse en una situación que el animal quiera evitar. También habrás notado que en alguna situación el rabo lo tiene entre las patas, esta señal suele ser un indicativo de miedo o sumisión.

Escarbar después de defecar

¿Has visto cómo rasca la arena tras hacer sus cositas? Mejor no te pongas detrás si no quieres acabar hasta arriba de tierra. Lo suelen hacer para marcar territorio, así otros perros sabrán que el tuyo ha pasado por allí.

Jadear

Los perros suelen regular la temperatura jadeando, aunque también lo podrían hacer si se encuentran asustados, nerviosos o incluso cuando tienen algún problema físico.

¿Cuándo nos hablan?

Ya has visto o verás pronto que cuando un juguete o algo que les interesa se cuela bajo el sofá, no pararán de llamar tu atención hasta que se lo cojas. Muchos mirarán de manera alternativa al sofá y a ti. Entonces ¿qué? ¿Le vas a devolver el juguete?

Perros topos

Muchos de ellos disfrutan escarbando en el suelo hasta hacer agujeros. Suelen hacerlo para enterrar o desenterrar algo o para crear un refugio y protegerse de las temperaturas extremas. Sin embargo, hay que tener cuidado, si tu perro escarba en exceso, puede que sea un signo de ansiedad o de falta de ejercicio.

Plato de mal gusto

Si ves al perro comiendo heces de otro animal o incluso de las suyas, no salgas corriendo. Hay muchos motivos que pueden explicarlo, desde una cuestión de instinto a una cuestión de gustos o de hábitos aprendidos. Pero también hay perros que podrían tener un problema de comportamiento o de salud que deberías consultar con un experto.

Estos son solo algunos de los hábitos que hemos seleccionado en esta primera entrega sobre etología canina. Seguro que has visto en estas píldoras muchos comportamientos que se repiten en tu perro, y si estás preguntándote cómo se comportan, esperamos que hayas despejado muchas dudas al respecto.