¿Qué tipos de bozales hay y cuales están permitidos?

En el artículo ¿Por qué y cuando mi perro debe llevar un bozal? hablamos sobre que es el bozal y cuando debería llevarlo. Ahora explicaremos cuales son los tipos de bozales permitidos. Existen dos tipos principales de bozales, los de tubo y los de cesta o también conocidos como bozal rejilla.

Bozales de tubo

Los bozales de tubo, a pesar de que se conozcan comúnmente con el nombre de bozales de tela o nailon, el material puede variar: los hay también de cuero. Su principal característica es tener la forma de cilindro o tubo abierto por delante. Para ser efectivo contra las mordeduras este bozal tiene que ir ajustado al hocico del perro.

Algunos tienen incluso un velcro para adaptarse mejor al hocico del perro. Sin embargo, al prevenir las mordeduras también previenen que el perro abra la boca, de manera que el perro no puede jadear. El jadeo es un comportamiento fundamental para regular la temperatura corporal y es especialmente importante cuando hace calor, cuando el perro hace ejercicio o en situaciones estresantes.

Además, al no poder abrir la boca, el perro no puede beber y no puede recibir premios en comida, que podrían ser útiles para realizar trabajos de modificación de conducta mientras se utiliza el bozal como medida de seguridad. Además, en el caso en el que el perro vomitara teniendo el bozal puesto, este tipo de bozal puede suponer un grave riesgo para la salud del perro.

El uso de un bozal de tubo queda limitado a situaciones puntuales, de corta duración y siempre rigurosamente bajo la supervisión de una persona, por ejemplo durante una visita veterinaria. Su uso supone un peligro en los días de calor o cuando el perro hace ejercicio físico. En Barcelona, la reciente Ordenanza sobre Tenencia de Animales, en vigor desde el 1 de Octubre 2014, prohíbe su uso, así como el uso de cualquier bozal que impida al perro abrir la boca en su interior.

Bozales de cesta

Los bozales de cesta, suelen ser de plástico, metal o cuero. Tienen la característica de tapar por completo la boca del perro, incluso por delante: impiden así que el perro muerda pero no le impiden que abra la boca, jadee, beba, coma premios en comida. De hecho, a pesar de que muchas personas rechacen este tipo de bozal debido al aspecto de peligrosidad que confiere al perro, los bozales de cesta son más cómodos y seguros de llevar que los bozales de tela y se pueden utilizar durante períodos de tiempo más prolongados.

También hay bozales que parecen sacados de una astronave espacial pero su uso queda limitado a las clínicas veterinarias y a las peluquerías caninas.

¿El collar de cabeza es un bozal?

Es frecuente constatar entre los propietarios de perro una confusión sobre un collar especial, llamado collar de cabeza, que muchas personas confunden con un bozal. El collar de cabeza es una herramienta que ayuda a enseñar al perro a no tirar de la correa y se caracteriza por tener un asa de nailon que pasa alrededor del cuello del perro y otra que pasa alrededor de su hocico y que lleva el enganche de la correa. A pesar de su parecido con un bozal de tela, el collar de cabeza no impide al perro abrir la boca, jadear, ladrar, comer, beber y por supuesto... tampoco le impide morder. Así que no vale utilizarlo en las situaciones donde es obligatorio poner un bozal al perro.

¿Cómo elegir el bozal adecuado?

Para elegir bien se tiene que pensar en las características del perro y sobre todo en su tamaño y en la forma del hocico.

  • Tamaño. Un bozal demasiado grande podría no ajustarse a su hocico y el perro podría quitárselo fácilmente. Por esto es importante llevar al perro a la tienda de animales y poder así elegir el tamaño de bozal más adecuado.
  • Forma del hocico. La mayoría de bozales están pensados para perros de hocico alargado.

¿Qué pasa entonces con los de morro aplanado o corto?

¿Cómo se sostiene el bozal en estos perros? Para perros braquicéfalos existen bozales especiales adaptados a la forma de su hocico y que además de tener dos cintas que pasan debajo de las orejas y se cierran en la nuca del perro, poseen una tira que pasa en la frente del perro y que se conecta a las cintas traseras.

En el siguiente artículo ¿Qué puedo hacer para que mi perro se habitúe al bozal?