Cómo afecta la primavera a mi perro o gato

Cómo afecta la primavera a mi perro o gato - Fundación Affinity

Los cambios de temperatura en primavera afectan a perros y gatos.

La primavera es una época del año deseada por todas y por todos. Después del frío empiezan a llegar los días soleados y la temperatura agradable. Aunque también tenemos que ser conscientes de la parte negativa de esta época del año, es cuando prolifera el polen y surgen las alergias, causando diferentes complicaciones respiratorias dependiendo del nivel de afectación. Tu mascota también lo nota, ya que la primavera supone una verdadera bomba hormonal para todas las especies. Presta atención a los diferentes agentes que pueden desestabilizar el bienestar de tu perro y/o de tu gato durante la primavera.

La leishmaniosis

Durante esta época del año, dicha enfermedad aparece en un gran número de mascotas. Esto sucede por el incremento de los insectos durante la primavera, muchos de ellos viven su ciclo reproductivo. Los flebótomos, un tipo de mosquito, pero de menor tamaño, son los causantes de la leishmaniosis y pueden llegar a suponer un gran problema. Cuando pican a tu perro, causan mucha molestia y se generan erupciones en la piel que pueden incomodar mucho a tu can. Su consecuencia principal es la pérdida del pelaje de tu perro, pero también puede llegar a afectar a los humanos. En el caso de los gatos, ellos suelen desarrollar esta enfermedad con la picadura del insecto si presentan inmunodepresión, es decir, si tienen las defensas bajas. Desde el blog de la Fundación Affinity te recomendamos el uso de collares repelentes de insectos, de mosquiteras en ventanas y puertas y/o los enchufes antimosquitos para prevenir el contacto con los mosquitos.

Las garrapatas y las pulgas

También hay que prestar atención a los parásitos, los ambientes más cálidos propician su supervivencia. Las pulgas, pulgones, garrapatas y otras especies pueden jugarles las mil y una a tus mascotas. Las garrapatas aparecen durante la primavera y pueden engancharse al pelo de tu perro y/o de tu gato causándole gran malestar. No hay mucha gravedad, pero puede comportar en contagio de otros microbios y dar lugar a una anemia en el animal. Las pulgas también suponen un problema, si tu perro o tu gato se llega a comer una de ellas puede conllevar una dermatitis aguda que es muy difícil de erradicar si el animal ha estado expuesto. Ver que tu peludo se rasca, se restriego o se muerde para calmar el picor será un toque de atención para que lo lleves al veterinario. Desde el blog de la Fundación Affinity te recomendamos el uso de pipetas y pastillas antiparasitarias porque es muy útil para hacer frente a los parásitos que acechen a tus perros y gatos. En concreto, una muy buena opción es el collar antiparasitario seresto, que también previene la leishmaniosis.

Alergia primaveral en perros y gatos

Como se ha dicho anteriormente, además de afectar a las personas, el polen y las alergias también afectan a nuestros perros y/o gatos cada vez más. Los síntomas de la alergia pueden ser el escozor, molestias en la piel o el enrojecimiento de partes de su piel. Tendrás que prestar atención ante cualquier síntoma para poder prevenirla y que no se complique. Para combatir las alergias te recomendamos bañar al animal con mayor frecuencia y el uso de un felpudo junto a la puerta con el objetivo de atrapar restos de pólenes. Es decir, alejar lo máximo posible a nuestras mascotas del foco de alergia.

Cambios en la alimentación.

Como en primavera la temperatura sube, el metabolismo de los animales se ralentiza y su estómago pide menos comida. Que no te sorprenda que tus fieles compañeros coman menos y reposen más tiempo. Ten en cuenta sus necesidades de alimentación y no trates de que siga igual porque puede llevar al sobrepeso del animal. Cambios en el pelaje de tu gato. Además, en el caso de los felinos, la primavera corresponde a una época de muda del pelaje, así que no debe preocuparte si aparece una mayor cantidad de pelo en tu casa. Será bueno cepillar a tu minino con un cepillo especial de púas metálicas para que caiga el pelo muerto y nazca el nuevo.

Irritación en las almohadillas.

El buen tiempo hace que se ocasione esta situación. El incremento de los paseos hace que los perros sufran enrojecimiento, ampollas, hinchazón e incluso heridas debido a la menor costumbre en los meses de frío. Puedes utilizar geles de aloe vera para aliviar sus síntomas.


Te puede interesar

Descubre #AnimalesQueCuran, nuestra causa de este año

Descarga la: Infografía Estudio de Abandono y Adopción 2017

Vídeo: Vídeo Estudio de Abandono y Adopción 2017

Añadir nuevo comentario