Cómo viajar con un animal de compañía por España en 2021

Viajar con animales de compañía en España

Mucha gente utiliza sus vacaciones para viajar y descubrir nuestro país. ¿Y qué mejor manera que planeando una escapada con nuestros compañeros de cuatro patas? Viajar por España con animales de compañía es cada vez más habitual. Muchos destinos siguen una política pet friendly para ayudar a los amantes de los viajes, y de sus animales, a no renunciar a ninguna de sus pasiones.

Pero ¿cómo hacerlo de manera segura siguiendo las medidas covid? Muy sencillo. Desde el 9 de mayo todas las comunidades autónomas están abiertas tanto a viajeros nacionales, como a sus perros y gatos. Para poder acceder a cada una de ellas, los animales no necesitan de ninguna prueba adicional vinculada al Covid-19, ni cumplir cuarentena o aislamiento. Por otro lado, las personas debemos seguir las medidas sanitarias de cada momento y revisar con frecuencia las actualizaciones de nuestro gobierno para un viaje seguro. Sin embargo, si quieres viajar con tu animal de compañía, debes tener presente estos derechos y obligaciones para asegurarte de que será un viaje feliz y seguro. También es importante que cuando planees tus vacaciones en familia tengas en cuenta todos los detalles para proporcionar a tu perro o gato el mejor bienestar en el viaje.

Dependiendo del medio de transporte que elijas para tu viaje, tus derechos y obligaciones podrían ser diferentes, pero lo que no cambia en ningún país de la Unión Europea es que tu animal debe estar debidamente identificado con un chip electrónico y debe estar vacunado contra la rabia. En España no es obligatorio en comunidades como Cataluña o el País Basco, y en Galicia y Asturias sólo los PPP los necesitan, pero aun así siempre es recomendable que dispongan de su pasaporte por si viajan fuera del país. La normativa que indica que debes cumplir con este requisito es el Reglamento 998/03, que se refiere al desplazamiento de animales de compañía sin ánimo comercial y aplica a toda la Unión Europea.

Para poder viajar en avión, los animales deben estar sanos, ser mayores de 2-4 meses de edad, no estar embarazados y tener al día la documentación, vacunas, chip y pasaporte. Debes saber si puedes transportarlo en cabina o en la bodega del avión; también debes informarte sobre qué documentación debes llevar para volar, cuáles son las medidas del transportín, jaula o elemento de transporte que vayas a utilizar. No olvides revisar la normativa de la  compañía aérea que hayas seleccionado para saber el coste o posibles consejos adicionales.

Si quieres viajar en tren por España, RENFE te permite viajar con tu animal de compañía. Puedes llevarlo en el interior del tren en un transportín de 60x35x35 cm siempre que pese menos de 10kg. El resto de compañías no lo permiten. Para viajar en tren con tu animal debes portar la cartilla certifique que no es peligroso, de acuerdo a la normativa vigente, y certificar que está sano. Es importante que realices un chequeo veterinario antes de viajar para asegurarte de que tu perro o gato está bien de salud, así como solicitar el historial clínico y de vacunas.

Para viajar por España en coche con tu animal de compañía es obligatorio que lleves la cartilla de vacunación al día, tu perro o gato debe llevar microchip, siguiendo la normativa europea, y si no quieres llevarlo en un transportín o jaula, es obligatorio que esté asegurado por un cinturón de seguridad, arnés o una barrera de separación. Al seguir esta normativa de seguridad de transporte disminuyes las posibilidades de un accidente de tránsito, al no tener el animal suelto en tu vehículo. Y sobre todo, es muy importante hacer descansos cada dos horas, en casos de trayectos largos, y nunca dejarlos solos en el coche, ya que la temperatura puede alcanzar los 65 grados y provocarle un golpe de calor.

Además de seguir las normativas en cada medio de transporte, recuerda que tu perro o gato debe llevar su propia maleta con su alimento, agua, correa y collar, así como medicamentos que pueda necesitar. Si el viaje va a durar muchas horas, cuida siempre que vaya muy cómodo y no olvides que si es un viaje de placer tu perro o gato se merece también un momento de ocio: lleva sus juguetes favoritos, le ayudará a no echar de menos su entorno habitual.

Por encima del placer del viaje debes pensar en el bienestar de tu animal de compañía, antes de embarcarte en una nueva aventura junto a él analiza muy bien tu destino. También es importante tener en cuenta que las temperaturas muy altas o muy bajas pueden hacer que tu perro o gato se ponga enfermo y si no está habituado a viajar se puede estresar. Analiza muy bien la capacidad de adaptación que tiene tu animal y considera muy seriamente si es buena idea que te acompañe en el viaje.