¿Por qué el 4 de octubre es el Día de los Animales en España?

4 de octubre día de los animales en España

La celebración del Día de los animales rinde homenaje a San Francisco de Asís y recuerda la importancia de conservar las especies animales con las que compartimos el planeta.

Desde 1931, el 4 de octubre es oficialmente el Día mundial de los animales

El 4 de Octubre es oficialmente el Día mundial de los Animales. ¿Y por qué ese día? La elección no es casual, coincide con la conmemoración de la muerte de San Francisco de Asís, en 1226, uno de los primeros grandes defensores de los derechos de los animales.

Este santo, que nació el año 1182 en un pequeño pueblo italiano llamado Asís y en pleno seno de una familia acomodada, dedicó su vida al servicio de sus semejantes. Entre estos incluía, además de a las personas, a los animales y al resto de seres vivos a los que llamaba «hermanos». Es evidente que el Día Mundial de los Animales está estrechamente vinculado con la religión y rinde homenaje a este santo, pero cabe destacar que la verdadera misión de este día es recordar la importancia de conservar las especies animales con las que compartimos el planeta, muchas veces víctimas del egoísmo del ser humano.

La idea original de esta celebración fue de Heinrich Zimmerman (1887-1942), escritor y editor de una revista bimestral que utilizaba como plataforma para promover sus ideas acerca del bienestar de los animales y que fue el origen del Comité del Día Mundial de los Animales. Este comité intentó reservar el Palacio de los Deportes de Berlín para celebrar un evento destinado a crear conciencia sobre el tema el 4 de octubre de 1925, coincidiendo con la festividad de San Francisco de Asís, pero esa fecha no estaba disponible y tuvo que celebrarse el 24 de marzo. El evento se repitió anualmente en diferentes fechas hasta que, en 1931, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal, se declaró el 4 de octubre como Día Mundial de los Animales durante un congreso celebrado en Florencia.

La fecha, sin embargo, pasó desapercibida durante casi medio siglo aunque la lucha por la protección animal continuó. Así, el 15 de octubre de 1978 la ONU aprobó la Declaración Universal de Derechos del Animal. Pero no fue hasta 1980, cuando el papa Juan Pablo II declaró a San Francisco de Asís patrono de los animales y de los ecologistas, que el Día Mundial de los Animales empezó a tener mayor repercusión a nivel mundial con la celebración de bendiciones masivas de animales (sobre todo, animales de compañía) en las iglesias.

Con el tiempo, más allá de la liturgia religiosa, cada vez más grupos de activistas y ecologistas, sociedades protectoras y asociaciones de todo el mundo se han sumado a la celebración de esta fecha con acciones reivindicativas de diferente calado destinadas a visibilizar y combatir situaciones en las que no se respeta a los animales y reivindicar sus derechos. La Fundación Affinity y el Observatorio Justicia y Defensa Animal, por ejemplo, siguen esforzándose por cambiar el estatuto legal de los animales y que los animales dejen de ser considerados cosas a nivel legal en España.

Firma aquí nuestra petición para que los animales dejen de ser cosas