Tenencia responsable

Tenencia responsable de animales de compañía

Cuando decidimos compartir nuestra vida con un animal de compañía no sólo estamos asumiendo un gran compromiso con nuestro animal sinó que también lo estamos haciendo con la sociedad. De esto se trata la tenencia responsable: de garantizar todos los derechos del animal y cumplir con los deberes que tenemos como parte de la sociedad.

Claves para la tenencia responsable de animales de compañía

Te dejamos aquí algunas claves para que puedas tomar una decisión responsable que te alegres de haber tomado durante años.

1. Reflexiona sobre las motivaciones que te llevan a a tomar esta decisión y piensa si puedes comprometerte a largo plazo. Tienes que estar seguro de que las razones por las que quieres tener un animal de compañía son suficientes. Estas son algunas preguntas importantes que te ayudarán a saberlo:

  • ¿Por qué quieres tener un animal de compañía?
  • ¿Puedes comprometerte durante los próximos 10 o 15 años?
  • ¿Toda la familia está de acuerdo?
  • ¿Algún miembro de la familia tiene alergias, fobia o se molestará porque hay pelos por toda la casa, por ejemplo?
  • Si hay un acuerdo entre todos... ¿Se pueden compartir las responsabilidades para cuidar y educar al animal?

2. Elige un animal compatible contigo y con tu ritmo de vida. Si ya estás seguro de que puedes tener un animal de compañía en tu hogar, otro punto clave es elegir muy bien a tu compañero. Se debe adaptar a tu espacio y al tiempo de dedicación que puedes invertir en su cuidado. Ten en cuenta que un perro necesita mucha dedicación y un gato necesita muchos estímulos en el hogar y una residencia estable. Algunas de las preguntas que puedes hacerte son: ¿Perro o gato? ¿Cachorro o adulto? ¿Macho o hembra? ¿Grande o pequeño? Piensa muy conscientemente las respuestas. Si estás pensando en adoptar en Miwuki encontrarás un montón de perros y gatos que están esperando una segunda oportunidad.

3. Infórmate sobre las necesidades del animal de compañía. Debes saber todo lo que necesitará tu animal de compañía antes de decidir llevarlo a tu hogar, por ejemplo: si necesita su espacio para dormir, un bebedero y comedero; si no está identificado con microchip o no está castrado debes llevarlo al veterinario para una revisión general y realizar los procedimientos que necesite. Además de esto, diariamente debes alimentarlo de acuerdo  a su edad y darle la actividad física necesaria para que libere su energía. Cada cierto tiempo debes llevarlo al veterinario para una revisión, vacunarlo y desparasitarlo. Debes tener el tiempo necesario para llevar una rutina con tu animal de compañía y garantizar que se encuentre siempre saludable.

4. Conoce tus responsabilidades con la sociedad. Debes estar informado sobre las normas de tu comunidad de vecinos y las obligaciones que tienes en tu ciudad. Normalmente en España estás obligado a registrar a tu animal en el ayuntamiento, identificarlo con microchip y ser cívico, es decir, recoger los excrementos, cumplir con la normativa para viajar con animales y educar a tu animal para un buen comportamiento en la vía pública.

Te puede interesar

¿Cómo repartir las tareas para cuidar una mascota en familia?

¿Listo para adoptar una mascota?

Consejos para adoptar un animal de compañía

Quiero saber de: 

Añadir nuevo comentario