Un casal de verano con perros de terapia para paliar los efectos del confinamiento

Después de los difíciles meses de confinamiento, los menores tutelados del Centro Residencial de Acción Educativa Les Vinyes, ubicado en Cerdanyola del Vallés (Barcelona), participan en un casal de verano lúdico y educativo con los perros de terapia de nuestro equipo en la Fundación Affinity. Nuestro objetivo principal con este casal es generar una experiencia positiva, recreativa y valiosa en términos emocionales para un grupo de menores que ha pasado casi tres meses sin poder salir ni ver a sus familias. 

El confinamiento no ha sido nada fácil para los menores tutelados que viven en los Centros Residenciales de Atención Educativa (CRAE). Lejos de sus familias, sin la posibilidad de practicar deporte al aire libre, sin ir a la escuela y sin poder interactuar con sus amigos, este colectivo ha experimentado un aislamiento que no ha sido fácil de llevar. Por esta razón, nuestro programa Buddies ha sido idóneo para ayudarles a sobrellevar dicho fenómeno.

En el caso del CRAE Les Vinyes, 10 niños, de entre 8 y 13 años, han sido los primeros en participar en el casal de verano con perros de terapia, el cual ha generado un importante apoyo emocional, favoreciendo la expresión y canalización de los sentimientos de los menores y, en definitiva, contribuyendo de forma positiva a la vuelta a la normalidad. 

A través de actividades lúdicas y de adiestramiento en positivo, el trabajo con los perros de terapia no solo facilita la recreación, reduce el estrés o disminuye el índice de depresión, sino que en los menores juega un rol aún más importante: contribuye en su desarrollo educativo y social, los anima a asumir responsabilidades y a aprender valores como el respeto hacia sí mismos y los demás, aumentando su autoestima y mejorando su integración en las familias.

Las ventajas de trabajar con los perros de terapia son innumerables, más aún en este contexto de desconfinamiento. Mediante el juego y las actividades con los animales fomentamos la cooperación y el trabajo en equipo. Pero también abrimos la puerta a crear vínculos que, emocionalmente, nos reconfortan y ayudan a expresarnos”, explica Maribel Vila, responsable de Terapias de la Fundación Affinity. 

El casal tiene una duración de cuatro semanas, durante las cuales cada tarde acudimos junto al equipo de perros te terapia y realizamos diversas actividades guiadas al aire libre. Además del adiestramiento canino en positivo hay paseos, salidas lúdicas, visitas a playas, juegos de agua y yincanas, entre otras actividades. 

Esta diversidad de experiencias y la emoción propia de la interacción con los perros ha generado una gran acogida por parte de los menores y del equipo educativo del CRAE: “Estamos muy contentos con los cambios que vemos en los niños. Han pasado un confinamiento muy duro, especialmente porque no han podido ver a sus familias durante todo el confinamiento. La convivencia no ha sido fácil, pero hemos intentado que sea una oportunidad para ellos para establecer vínculos todavía más fuertes con sus compañeros y los educadores. Este casal nos está ayudando a reforzar estos mensajes y actitudes positivas, a que se abran para expresar lo que sienten y a dejar atrás los momentos tensos que hemos vivido durante el confinamiento”, explica Claudia de Sandoval, educadora social del CRAE Les Vinyes.

Este casal está enmarcado en el Programa Buddies, activo desde el año 2014, y con el cual destacamos el potencial terapéutico de las actividades con perros y la importancia del vínculo entre los menores y los animales de compañía. A su vez, bajo el lema #AnimalesQueCuran, en la Fundación Affinity hemos desarrollado campañas de concienciación y programas para centros geriátricos, escuelas, menores tutelados, centros penitenciarios y víctimas de violencia de género –entre otros-, con el fin de poner en valor lo que los animales pueden hacer por las personas.