Terapias para niños con deficit de atención (TDAH)

Como sostiene la teoría de Katcher, A. H. , & Wilkins, G. G., "los niños con déficit de atención o trastorno de hiperactividad tienen un mayor enfoque de aprendizaje con un animal presente".

La terapia asistida con animales no sólo ayuda a los niños a sentirse más cómodos con su programa terapéutico, sino que también puede afectar a la mejora en conducta escolar mediante el aumento de la confianza, la autoestima, las habilidades de atención y a reducir la hiperactividad. También puede ayudar en el ámbito familiar.

En la Escuela de Desarrollo Infantil situada en Irvine (California) ocurre algo que resulta ser muy peculiar. Los niños de la escuela adoran a Rusty y a Carl, todos quieren jugar con sus particulares compañeros, pero resulta que ni Rusty ni Carl son humanos. El primero es un perro y el otro un robot. Cada uno juega un papel importante en la escuela. Los profesores utilizan un sistema de recompensas para reforzar el comportamiento positivo de los estudiantes y en el caso de Rusty, la recompensa toma forma de caricias, abrazos o juegos. Mientras el Golden Retriever de carácter dulce, se sienta en un colchón en el aula, los niños, de 8 y 9 años de edad, sentados en una mesa cercana, mantienen conversaciones con un profesor sobre las habilidades sociales. Uno tras otro, cada niño acaricia a Rusty, le rascan la cabeza y de vez en cuando se acurrucan junto a él. Rusty se lo toma todo con calma. Todos estos niños padecen trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Pero cuando están con Rusty, están tranquilos y entretenidos.

Como afirma la Dr. Sabrina Schuck directora ejecutiva de la Escuela Centro de Desarrollo Infantil y Programas de Relaciones con la Comunidad. La mayoría de los niños tienen comportamientos que les dificultan tener éxito en una escuela tradicional: pueden ser impulsivos, o incapaces de concentrarse, o muy distraídos. La Escuela de Desarrollo Infantil trabaja con ellos y con sus padres para ayudarlos a volver a la escuela tradicional lo antes posible.

También en la Universidad de California se ha llevado a cabo una investigación con perros de terapia y niños pequeños con el fin de encontrar pruebas que apoyen la afirmación de que los perros son beneficiosos para los niños con TDAH. Con un grupo de prueba de 12 niños, Schuck realizó sesiones de habilidades sociales dos veces por semana donde la terapia asistida con animales servía como recompensa por el buen comportamiento de los niños. Cuando los niños se portaban bien, eran premiados verbalmente y el grupo tenía contacto con uno de los perros especialmente entrenados para la terapia asistida con animales.

"Les decimos constantemente cuando están haciendo las cosas bien porque estos niños necesitan más refuerzo positivo que otros estudiantes", comentó Shuck.

Los beneficios del estudio ya se han hecho evidentes, ninguno de los niños está bajo la influencia de medicamentos, ya sea por elección o porque no pueden tolerar los fármacos para su TDAH. Así se ve claramente que los perros son la razón principal de que los niños estén relajados.

"Ellos saben que cuanto más participan en el ejercicio, más rato se puede pasar con los perros", dijo Shuck. Aún no está claro que los niños sean cada vez mejores, pero Schuck sostiene que: "Se ve la reducción del estrés en el niño y en todo el sistema familiar."

Son muchos los estudios que se están llevando a cabo en este campo y los resultados son muy representativos.