¿Qué animales son más adecuados para las terapias asistidas? ¿Y para qué tipos de enfermedades?

Se puede trabajar con muchos tipos de animales pero evidentemente el "perro" sea la estrella, quizá por esta relación que hemos tenido desde pequeños (vínculo) con ellos, además de ser muy fácil su transporte por su tamaño, su versatilidad en cuanto a medidas, apariencia y carácter.

Casi todo el mundo conoce la equinoterapia o hipoterapia, una terapia integral empleada por profesionales de la salud física o mental para promover la rehabilitación de niños, adolescentes y adultos a nivel neuromuscular, psicológico, cognitivo y social por medio del caballo como herramienta terapéutica y coadyudante.

También el trabajo que se hacen con los delfines con niños y personas especialmente afectados de parálisis cerebral. En Inglaterra hay una tradición muy grande a utilizar conejos, cobayas, hámsters, pájaros y otras especies. Normalmente en este caso las sesiones de terapias están relacionadas con el cuidado global de los animales.

Es muy común encontrar peces en las consultas de los dentistas y en los últimos años se está trabajando con aves e inclusive con asnos. En definitiva no hablaríamos del "animal ideal" para tipos de enfermedades, sino de objetivos y con qué animal se pueden alcanzar mejor estos objetivos.