Historias de adopción: Fulvia y Kaos

Julio y Nano

Aunque en España todavía hay muchos animales que siguen siendo abandonados y acaban en refugios o protectoras, gracias a las campañas de sensibilización y a la existencia de portales como Miwuki, cada vez hay más personas que eligen adoptar un animal de compañía y darle una segunda oportunidad. Este es el caso de Fulvia quien, consciente de que hay muchos animales de compañía que se encuentran en situación de abandono, decidió aportar su grano de arena y adoptar a un perro.

Fulvia quería encontrar a un cachorro que se adaptara a sus necesidades. Buscó primero en sitios web de protectoras, hasta que encontró a la plataforma Miwuki.

En la búsqueda, Fulvia se interesó por un perro, pero estaba reservado por otra familia. La protectora, al saber de su interés no dudó en sugerir a Kaos, un perro muy activo, cariñoso y listo. Fulvia no se lo pensó dos veces y contactó a la protectora para ir a recogerlo. El proceso con la protectora fue fantástico, recibieron muchos consejos sobre el cuidado del animal y un acompañamiento en todo el proceso de adopción.

La adaptación de Kaos a su nueva familia fue muy rápida, es un perro listo y ha aprendido las normas del hogar muy fácilmente. Fulvia ha tenido mucha suerte porque es un perro que tiene un muy buen carácter, es muy amigable con todas las personas y siempre quiere jugar con otros perros. Aunque han pasado ya muchos meses desde que el perro está en su nuevo hogar, la protectora sigue haciendo seguimiento sobre su estado y recibe fotos del más mimado de la casa. Gracias a Fulvia, Kaos ahora es un perro feliz.


Conoce más historias de adopción con Miwuki